El Leviatán, de Thomas Hobbes

P.S.B.

I

El Leviatán de Thomas Hobbes[1] trata sobre la naturaleza humana y cómo se debe organizar la sociedad.

Explica la aparición de las normas y de las distintas formas políticas. Para Hobbes el origen del Estado es el pacto que realizan todos los hombres quedando subordinados entre sí a un gobernante que es el que debe procurar el bien para todos. La idea central de la obra es la organización política que propone: un Estado que limite o prohíba al hombre  atentar contra la vida de los otros, es decir, que supere el estado de la naturaleza garantizando la paz.

El Leviatán parte del estudio del origen de la sociedad cuyo comienzo está en la transferencia de los derechos individuales a un poder absoluto. Un poder que elimina el peligro de una guerra de todos contra todos que se deriva de la condición libre del hombre en el estado de la naturaleza. Hobbes piensa que en el estado natural cada uno tiene derecho a todo lo que hay pero debido a la escasez se originan conflictos. Esta necesidad humana para la supervivencia, “el hombre actúa para preservar su vida”, el miedo a la muerte y la esperanza de la paz (XIII), llevan al hombre a pactar con los demás el establecimiento de una autoridad que sea capaz de implantar una paz interna. Una autoridad soberana que debe poseer un poder absoluto.

II

En la 1ª Parte “del hombre”, el autor dice que el hombre es únicamente cuerpo. Para el autor, el sujeto de cualquier actividad debe ser siempre un cuerpo, porque es el cuerpo quien piensa. Reduce las formas de conocimiento a la sensación que es cuando se encuentran dos cuerpos en movimiento: el cuerpo percibido y el cuerpo humano.

El hombre se comporta según sus experiencias, evitando lo que le es indeseable. La palabra (o lenguaje)  es el instrumento que le permite transmitir la verdad y recibir la verdad de los demás. Por tanto la palabra es la base de la razón, “cálculo de las consecuencias”, que permite al hombre decidir lo que le conviene según su experiencia (lo bueno) y lo que no le conviene (lo malo). Por tanto, el principio de conocimiento viene de fuera del sujeto, que imagina la realidad.

Esta parte recoge la antropología del autor, que  se fundamenta por su teoría del conocimiento concibiendo toda la realidad como materia. La materia llega al  sujeto por la sensación.

En el capítulo X, el autor explica el concepto de poder, que es la tendencia que manifiestan los hombres de sacar el mayor provecho de los medios que tienen para conseguir bienestar, “un bien futuro que se le presenta como bueno”. Se manifiesta este deseo de poder cuando se comparan y desconfían entre sí por el anhelo de reconocimiento y preservación de la vida, que se relaciona con el honor,  tema estudiado en el capítulo XIII.

El problema surge cuando se producen conflictos (por competición, seguridad y gloria) entre lo que conviene a uno respecto de lo que conviene a otros. Para solucionar este problema, Hobbes propone diferentes leyes que exponen que el hombre debe procurar la paz hasta dónde tenga esperanza de lograrla utilizando su propio poder para la preservación de su vida y hacer lo que crea necesario y  adecuado para ese fin, “en su relación con los otros hombres como la que él permitiría a los otros en su trato con él”.

III

Esta idea conecta con el pacto social que el autor desarrolla en la 2º Parte denominada “Commonwealth” (no en el sentido de contrato sino como pacto o acuerdo originario o constituyente). Se entiende pacto como foedus o alianza, que procede de un impulso racional que es la ley natural.

El autor estudia 19 leyes, de las cuales se puede destacar la primera “buscar la paz y seguirla” y la segunda que hace referencia a renunciar al derecho natural y a la libertad a favor de la paz. La tercera introduce el concepto de justicia al obligar a respetar los pactos establecidos. Sin embargo, para Hobbes estas leyes no sirven para asegurar la paz. Es necesario “reducir todas las voluntades a una sola”.

Por medio de este pacto, los hombres, racional y voluntariamente, delegan su libertad en favor de un soberano para poner fin a los conflictos de intereses y para garantizar la seguridad y la paz, quedando en libertad los ámbitos en los que la ley no interviene. En definitiva, hay una ley natural que impulsa a los hombres al pacto social. La voluntad del Estado es la voluntad de los individuos que dan su consentimiento en el pacto.

Hobbes consideraba que este poder o autoridad civil debe ser absoluto con el fin de limitar las pasiones del hombre y castigando a aquellos que pongan en peligro este orden (XVIII). La Commonwealth se instaura en el momento en que se cede el derecho natural individual a favor de un soberano o asamblea (monarquía, aristocracia o democracia) con la condición de que se preserve la paz (en el interior) y la seguridad (en el sentido de defensa del exterior). Es decir, la consecuencia es que el derecho natural es asumido por la voluntad soberana que se afirma mediante la coacción.

De esta manera, el poder político queda como un artificio que contradice la naturaleza aunque es imprescindible para que los hombres vivan en orden y en paz. Todo lo que vaya contra este poder es ilícito pues la libertad está determinada por los términos del acuerdo, en virtud del cual nació el Estado. En el mismo sentido, en el capítulo XXXI se matiza que todo aquello que no lo ponga en peligro es permisible.

El autor toma preferencia por la Monarquía (Hobbes apoyó a Carlos I, aunque al eliminar el origen divino del poder no gustó a Carlos II y pareció a algunos que apoyaba la causa de Cromwell). En ella el monarca tiene unos derechos fundamentales de los que cabe destacar el hecho de que los súbditos no puedan ser liberados del pacto debido a sus acciones, que no puede ser acusado de injusticia y que posee la competencia de examinar opiniones o doctrinas antes de ser publicadas para prevenir discordias (censura). La monarquía es mejor que los otros regímenes porque no hay conflicto de intereses ya que el interés público y privado son el mismo mientras que en los otros cabe la corrupción,  la ambición y  la traición.

IV

En cuanto a la sucesión de la soberanía, el autor defiende la idea de que es el soberano presente quién designa quién tiene el derecho a sucederle. El heredero puede ser cualquiera siempre que sea designado como tal. Si no hay designación se sigue la tradición del hijo varón primogénito.

En conclusión, Hobbes en los capítulos del  XIII al XVII, argumenta a favor de la creación de un Estado absoluto que se constituye mediante un pacto que autoriza al soberano a hacer una política ilimitada (“libertad ilimitada”, capítulo XIV) que garantice la paz y la seguridad de los súbditos. Para cumplir estos objetivos puede hacer lo que sea necesario. Será legítimo mientras logre estos objetivos.

V

La lectura del Leviatán de Hobbes es interesante porque describe el sistema político absoluto cuyas consecuencias se ven refljadas en los mecanismos políticos de los sistemas actuales. La obra fue escrita en el contexto de las tensiones del siglo XVII en Inglaterra y en el ámbito de una guerra civil. Hobbes diseña un sistema político para superar el conflicto de los monárquicos con los parlamentarios y el problema religioso, estableciendo que la soberanía está en el rey y que su poder no proviene directamente de Dios.

Para el autor los hombres son como máquinas, no hay alma, sólo cuerpo. Observa como un peligro la condición libre del hombre en el estado de la naturaleza,  “la vida es solitaria, pobre, sucia, bruta y corta”. Sólo se evita la guerra si el hombre se somete como súbdito a una autoridad por pacto que haga posible la paz y la seguridad.

VI

La idea principal de la primera parte gira en torno al concepto de naturaleza (ámbito de individuos en conflicto) y se puede discutir desde el problema del control y descontrol.

En primer lugar puede afirmarse que la teoría de Hobbes trata de contrarrestar el estado de guerra de todos contra todos. Es decir, evitar el caos porque “el hombre es un lobo para el hombre”. Niega el plano de relación. La razón humana basada en la experiencia quiere evitar el mal y favorecer un pacto que evite el conflicto. Esto puede relacionarse con la comunicación según Aristóteles en el Libro I de la Política. El hombre por medio de la palabra comunica su pensamiento y lo hace común. Sin embargo, para Hobbes, si bien acepta que por el modo de comportarse el hombre se comunica, no entiende que la comunicación ponga de relieve una vida en amistad. La comunidad no es natural sino algo artificial. No hay hombre como animal político (hombre social, ciudadano) sino individuo como súbdito.

Esto se conecta con el nominalismo, para los que la realidad se agota en la mera asociación intelectiva de ideas que lleva a cabo el hombre de forma individual. A cada una le atribuye una serie de imágenes. Así, en Hobbes, hasta el propio individuo es una realidad imaginada, porque es el individuo quién hace la realidad con su imaginación libre. De lo que se extrae que el acto de conocer se identifica con el de imaginar. Por tanto la realidad es imaginación.

VII

Profundizando en  el Leviatán, Hobbes adopta el método de composición genética para excluir a Dios. Como Dios no se compone de partes ni es engendrado, tampoco se puede conocer puesto que no cabe análisis que permita descubrir las partes que le componen, siendo sus partes las causas. La asociación y síntesis permite recomponer el todo, mostrando cómo de esas causas se genera el todo. Es el hombre quién genera los objetos, luego se conoce por vía de imaginación. Así, se llegaría a la conclusión de la primera parte de que  Dios no existe porque no se puede imaginar (conocer), dado que lo que no tiene impresión no es real, salvo que Dios fuese corpóreo.

Sin embargo, respecto al Estado sí se puede emplear el método de composición genética. El Estado es algo engendrado por el mismo hombre, un artificio que se puede descomponer en elementos. Aquí se refleja la pretensión de Hobbes de recomponer y ordenar  la sociedad inglesa de su época, descompuesta por el caos de una guerra.

El llamativo título de la obra indica las partes a considerar y recomponer en el Estado: la materia son los individuos, la forma es el pacto social y el poder es el del soberano. Si se realiza la composición de la materia, forma y poder aparece el Estado Absoluto.

Por otra parte, el poder civil organizado de forma común debe ser según el autor un poder superior, único e ilimitado. Sólo puede romperse si el soberano no cumple la parte de su contrato social ni preserva la vida, la paz y la seguridad. Propone un régimen que muestra preferencia por la seguridad antes que por la libertad, que genera descontrol, deseando antes el orden que el desorden. Para lograr el orden es preferible la no separación de los poderes del Estado y ejercer la restricción de la libertad de comunicación.

VIII

Estas ideas a mi juicio presentan una serie de cuestiones e implicaciones que pueden discutirse.

Es difícil que se dé una sumisión voluntaria, casi incondicional, sólo con el pretexto de la seguridad y la paz. Esta aspiración podría proceder de una visión antropológica muy limitada de la realidad (excesivamente corpórea) de lo que es el ser humano, sin aspiraciones de realizarse y ser feliz. Una felicidad, que si bien hay que reconocer que no puede ser plena en el estado natural, podría verse restringida si a su vez se restringe la comunicación (derecho fundamental del soberano nº 6), pues sin libertad de palabra tampoco habría pensamiento propio y común, y como consecuencia sería imposible la felicidad en la vida social.

Hobbes pretende un poder civil que es también divino, pero que ni obliga ni es ley para aquellos que no lo reconocen como acto del poder del soberano. Parece como si quisiera construir el Reino de Dios en la Tierra pero a través de la separación de la política de todo lo que no lo sea. Todo tiene que estar subordinado a una verdad parcial del soberano, a una razón individual que ilumina y domina al resto con una cierta legitimidad que no existe en el estado natural. Por otra parte, Hobbes se contradice al afirmar que es una verdad demostrable que la razón humana quiere un Estado absoluto nacido del pacto. Al reservarse el soberano el derecho de suprimir y juzgar lo racional, también puede previamente eliminar las ideas de la razón que no le convengan y que le impidan culminar el orden público.

IX

Esto está en relación con el pensamiento de Hobbes  sobre la naturaleza humana, de su tendencia a sobrevivir y no a convivir. Se aducir que el hombre es egoísta, pero habría que reconocer  paralelamante que también es capaz de compartir, y por tanto de participar y de ser parte. Por eso resulta determinante el énfasis en el sometimiento a un pacto civil que suprime ambas pasiones humanas, cediendo el súbdito casi todo lo que es y lo que tiene, incluido la función de participar como ciudadano. Función que se transfiere al soberano que es quién decide. Estaríamos ante un Estado absoluto basado en el miedo del soberano hacia los súbditos y de los súbditos hacia el soberano. Un miedo que conlleva más control y una vigilancia permanente.

Sin embargo, Hobbes al situar al Estado más allá de cualquier otro temor, dice que no incurre en la arbitrariedad, pues el propio logro de los objetivos del pacto conduce a un orden sin miedo, es decir un poder que no produce miedo. En mi opinión, no es acertado pensar que la razón humana dicte únicamente que para que la naturaleza cumpla el principio de supervivencia deba ser por medio de un Estado. Y menos sacrificando otros valores humanos también esenciales. Es posible discutir ese afán de querer vivir sin miedo, pensar que todo está determinado, de creer que el hombre es una materia prima o instrumento (materialismo) y el mundo una máquina tal como afirma Hobbes, “el universo es corpóreo, todo lo que es real es material y lo que es material no es real”. A lo largo de la historia y en el presente se pueden observar el riesgo y el peligro grave que supone pretender subordinar, limitar o eliminar la libertad y la voluntad humana. Un determinismo y materialismo opuesto a la naturaleza humana.

X

La mayoría de las ideas de Hobbes me recuerdan a la novela 1984, de George Orwell. En aquel Estado que la novela describe, todo lo humano ha sido sacrificado por medio de un control centralizado que garantiza una paz interior. La intervención estatal asegura la supervivencia. Todo está vigilado por el soberano que puede introducirse e intervenir en la intimidad y conciencia de sus súbditos. También el Leviatán se puede conectar con la novela Un mundo feliz, de Aldous Huxley. En esta obra los individuos, llevados por el conformismo, la comodidad y el sentimiento de protección, han entregado su esencia y su identidad al Estado. Han renunciado a luchar por su humanidad a cambio de la seguridad en la sumisión y de una felicidad artificial. Un mundo en el que lo que está mal es la propia existencia humana.

Estas dos obras nos advierten  que la Revolución que algunos pretenden es que los cuerpos de los seres humanos pasen progresivamente a ser propiedad común de todos, y las mentes purificadas de toda idea natural y de la tradición, a través de programas educativos de manipulación masiva.

Hobbes, sobre todo en la primera parte del Leviatán, no se centra sólo en las características de las reglas políticas y económicas y de la orientación de la sociedad en el pacto del que nace el Estado, sino que lo fundamental gira en torno  a un cambio total del ser humano.

XI

En su lectura se advierte que Hobbes tiene miedo a la libertad y no cree en la amistad. Un Estado según las características descritas en el Leviatán sería eficaz pero antihumano, pues sobre una población sumisa no es necesario ejercer coacción si amaran su servidumbre. El soberano de Hobbes podría ser muy peligroso ya que su tarea es precisamente inducir a los propios súbditos a amar su sometimiento.

Así, el problema del Estado únicamente radica en el logro de la satisfacción del súbdito, en lograr que ame su servidumbre sobre la base de la seguridad económica, contrarrestando un posible descontento social con altas dosis de ocio, consumo, culto al cuerpo y  éxito aparente, que desgastara la energía de aquellos dispuestos al cambio político. Es decir, consistiría en hacer olvidar que el hombre puede aspirar a una vida mejor y más plena (Felicidad) y silenciando los medios con los cuales puede alcanzarla (virtudes).

XII

En definitiva, en Hobbes se manifiesta las ideas atópicas y puritanas cuyo propósito guarda relación precisamente con el título de la obra. La idea bíblica del  Leviatán, asociado al Mal, que nos conduce a la vida dentro de un Estado que es un monstruo político, que infunde terror y reprime. Un poder absoluto que previene de una libertad absoluta.

El Leviatán es un símbolo de la humanidad en oposición a Dios, una humanidad deshumanizada y antinatural porque considera al hombre sólo como medio y no como fin, que explica al hombre como rival, animal o súbdito en vez de como ciudadano, amigo y hermano.

P.S.B.


[1] Lectura: Parte I y II del Leviatán o la materia, forma y poder de un Estado eclesiástico y civil, de Thomas Hobbes. 1º edición 2009, Alianza Editorial.


About these ads

36 Respuestas a “El Leviatán, de Thomas Hobbes

  1. QUE ONDA CON ESTE CUATE TENGO
    TAREA DE FILOSOFIA Y NO MNCHES

  2. Pingback: The Walking Dead: nace el Leviatán « Aprendiz de guionista

  3. Pingback: The Walking Dead: nace el Leviatán goo.gl/y7B2I | Politica Arcade

  4. hay que comentario mas fuera del tema te piden un comentario aserca del tema de la historia de la relacion q hay entre ellas no si tienes tarea ………. me encanta la informacion esta muy interesante al veer la gran relacion q tiene una cosa con la otra ………..creo q a muy buena hora se invento la tegnologia xq sin ella no sabriamos muchas cosas ………………..gracias ……

  5. jajaja es@ l@ voto….. esta muy bueno esto….

  6. Excelente men

  7. la verdad el hombre tiene la capacidad de elegir y ser elegido. tiene la capacidad de pensar de como puede actuar ante un problema como tal es solo el donde decide hasta donde llevar un conflicto que se le pueda presentar en un momento dado asi que todos nosotros somos decidimos de como llevar nuestra vida adecuadamente como es debido piensen antes de actuar by

  8. Creo que todos piensan, y esa es la capacidad del ser o sea ladiferencia entre el ser y la bestia, es interesante el tema me parece que deberian aportar un poco mas y quienes tenemos acceso a este mdio deberiamos igualmente hacerun esfuerzo…lateoria delmaestro Hobbes debe ser analizafda a profundidad…saludos

  9. la verdad es que nos ayuda a tener una mejor idea de la politica

  10. bUENO, todo el que lea este comentario se hace responsable de haber escuchado esta gran verdad de la existencia humana. ”DIOS es real, DIOS existe y no podemos negar su existencia, DIOS es todo en todos, el es el CREADOR DEL UNIVERSO, si algunos hombres no creen en EL, eso no quiere decir que el no exista, todos aquellos que niegan la existencia de DIOS, se hacen culpables del infierno eterno, porque de DIOS la humanidad no se puede burlar, el envió a su hijo Jesucristo, para acercarnos a EL, y la humanidad sera juzgada por haber rechazado o aceptado el SEÑOR JESÚS…Este señor hobbes esta en el infierno por haber engañado a la humanidad con sus filosofias ateas y mentirosas…Busquemos a DIOS atraves de JESUCRISTO, esa es la verdad y no hay otra…DIOS los bendiga.

  11. Gracias por vuestros comentarios, un saludo

  12. …bueno tengo que presentar un trabajo en la maestria de derecho penal y este resumen me ha servido de mucho, tenía algunas ideas pero algo desconcatenadas, y con este orden lógico de las ideas pude completar mi análisis… las criticas me parecen acertadas, gracias por la publicación ayuda mucho en el ámbito educativo.!!. gracias desde Peru..!!!

  13. Hola Rodolfo, me alegro que te haya gustado y que te pueda servir, Un saludo desde España

  14. El estado leviatan no se aleja mucho de nuestros estados llamados democráticos que reprimen bajo el argumento que el mandatario lo hace por voluntad del pueblo que lo elije para desarrollar los fines de estado que jamás cumple, sobre todo en aminorar la desigualdad.

    • Gracias por participar,
      En efecto, estoy de acuerdo con lo que comentas Marcos, el Leviatán es el Estado moderno que hoy lo conocemos en su máxima expresión, concentrado en una oligarquía de bancos y partidos que se reparten el poder aunque se sirvan de procedimientos aparentemente democráticos

  15. Excelente! Muchas gracias, me aclaró varios conceptos.

  16. Definitivamente es un buen análisis de los principales fundamentos teóricos de la tesis política de Hobbes. Gracias por compartirlo!

  17. Muy bueno el resumen, de verdad deja bastante claro el contenido el propósito del autor.

  18. Esto nos habla sobre las palabras que muchas veces no se reflexiona y no se asimila lo bueno y lo malo que podemos hacer y esto nos demuestra lo pasado que no se ha descubierto en nuestros dias

  19. Alvaro Valderas Railef

    Antiguamente los núcleos familiares se constituían alrededor del padre de la casa y era este quien establecía los derechos y deberes de cada integrante, leviatan establece el orden al caos, pero a su vez subordina al resto. Me encanto el articulo es solo un pensamiento.. desde las profundidades de chiloe Alvaro.

  20. Gracias por tu comentario Álvaro, un saludo desde España

  21. en estos paises democraticos lo que contiene el leviatan no se cumple.

  22. en estos paises democráticos el contenido del leviatan no se cumple
    basta con ver como convierten la democracia en gobiernos de fuerza
    y se utiliza el poder como propaganda desvirtuando los derechos del
    pueblo. rachel capriles. desde caracas. vla..

  23. Esta muy bueno ese gran resumen del leviatan, la verdad que me ayudo mucho acerca del liberalismo en cuanto a thomas Hobbes y su obra. Gracias por esta síntesis. Saludos desde Republica Dominicana…

  24. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s